domingo, 17 de mayo de 2020

La Alhambra y el Generalife en Granada


La Alhambra, situada sobre la colina de al-Sabika, es sin lugar a dudas la joya de la corona de la ciudad de Granada.



En 1238 se inició su construcción por orden de Muhammad I Al-Ahmar, fundador de la dinastía nazarí, con intención de defenderse de los cristianos que ya habían iniciado la reconquista. Desde aquí tenían vistas privilegiadas de la ciudad con las montañas de Sierra Nevada como protección a su espalda.




Cada sultán sucesivo iba construyendo nuevos palacios a su gusto pero una vez finalizada la época de esplendor y durante sus doce siglos de historia ha sufrido todo tipo de calamidades, desde la invasión del ejército de Napoleón en el siglo XVIII hasta el paso de ladrones o vagabundos durante décadas.

Ha sido palacio pero también ciudad y fortaleza, lo que se aprecia en los múltiples edificios y espacios que encontramos, sin un orden claro y muy diferentes entre sí. Una mezcla de blancos y ocres con el verde de los jardines y el azul del agua de fondo que tienen aquí un papel protagonista.

Boabdil fue el último sultán nazarí hasta 1492, cuando entregó las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos que incorporaron la Alhambra a la Corona como Casa Real y le dieron funciones militares. En 1870 fue declarada monumento nacional y desde entonces se ha ido recuperando para que podamos disfrutar de ella como hacemos a día de hoy. Como colofón, en 1984 se declaró Patrimonio Mundial de la UNESCO.



Para acceder (además del Pabellón de acceso donde se encuentran las taquillas) hay 2 puertas, la Puerta de los Carros y la Puerta de la Justicia, que encontramos de camino a las taquillas si subimos caminando por la Cuesta de Gomérez y por las que podemos entrar directamente si no tenemos que ir a adquirir entradas.






Como detallamos al final del post, los espacios para los que es necesaria entrada son la Alcazaba, los Palacios Nazaríes, el Partal/jardines y el Generalife

Según llegamos, el recinto más a la izquierda es La Alcazaba. Este área militar del siglo XIII, núcleo de la ciudadela, estaba rodeado de torres y un foso para protegerse de invasores. En su interior se encontraba además el barrio castrense.



sábado, 9 de mayo de 2020

Qué ver en Granada y alrededores


Sin duda Granada es una de las ciudades con más historia de España, nada más y nada menos que 25 siglos, y eso ya lo sabíamos cuando la visitamos. Pero si algo nos sorprendió es que ese es sólo uno de los muchísimos alicientes que tiene: gastronomía, arte, belleza, ambientazo... Todos los aspectos positivos de una capital de provincia pero con el encanto de poder perderte en cualquier momento por tranquilas callejuelas como si te hubieses teletransportado a un pueblo.

En esta ocasión nuestro viaje no fue nada planificado sino todo lo contrario. Gracias a la incorporación a la familia de la nueva furgo a finales de enero decidimos liarnos la manta a la cabeza y aprovechar varios días libres de febrero para visitar uno de los destinos a los que más ganas teníamos desde hace tiempo. Fue todo bastante improvisado y sin apenas información sobre la ciudad, tan sólo buscamos un día que quedasen entradas para la Alhambra y el resto sobre la marcha.

Y con todo lo que vivimos por allí, estos son para nosotros algunos de los lugares más interesantes en Granada:

  • Oficina de turismo, Ayuntamiento y Corral del carbón


Casi siempre al llegar a una ciudad nueva uno de nuestros primeros objetivos es la Oficina de Turismo, donde conseguir un mapa para movernos por ella y recomendaciones y horarios de lugares a visitar. En Granada hay varias, no todas con el mismo horario, y nosotros optamos por la de la plaza del Carmen, ubicada en la planta baja de un antiguo convento, del que vemos el bonito claustro y hoy día convertido en el Ayuntamiento de la ciudad. 



A pocos pasos de allí se encuentra el Corral del Carbón, construido en la primera mitad del siglo XIV y en el que todavía hoy se representa teatro al aire libre. Impresiona su entrada con aspecto de torre, arco de herradura sobre la puerta de acceso y ventanas geminadas en el primer y segundo piso.



Su patio interior, rodeado de una galería llena de pequeñas estancias, habla de su pasado como alojamiento para los mercaderes que traían trigo aquí, donde se almacenaba y vendía. En el siglo XVII fue también corral de vecinos, usándose las habitaciones de la planta baja como almacén para el carbón, de donde le vino el nombre actual.


El acceso es gratuito y en invierno abre de 9 a 19 horas todos los días.

domingo, 3 de mayo de 2020

Información útil en Granada: dónde comer y cómo moverse


Comer y beber en Granada


En la mayoria de bares al pedir una bebida te traen una tapa para acompañar (en algunos casos casi como una ración). En algunos puedes elegir la tapa de una carta o entre las que ellos te dicen de palabra y en otro es la que te dan, pero es fácil que puedas comer o cenar por menos de 10 € por persona.

Aunque se puede ir de tapeo por casi cualquier zona hay algunas más populares que otras. En la oficina de turismo nos habían recomendado los alrededores de la calle Elvira y Plaza Nueva en el centro, repletos de bares, tabernas, bodegas y restaurantes frecuentados por turistas y locales a casi cualquier hora, a las que habría que añadir la calle Navas, la plazad de la Romanilla o la de Campo del Príncipe. Más en las afueras recomiendan el barrio de La Chana que por ser la zona universitaria tiene mucho ambiente y es muy económico, aunque para nosotros el centro ya era muy asequible.




Por otro lado, la calle Calderería Nueva, en la que se conserva más el estilo árabe con varias teterías o comercios de dulces, pan de pita o kebabs. Cerca de aquí por ejemplo la tetería Ábaco Té tiene además una agradable terraza con vistas sobre la Alhambra.







Nosotros sólo comimos en la zona centro (y en el entorno del estadio Nuevo los Cármenes la noche anterior que os contamos en un entrada previa) y recomendamos la cervecería La Riviera.


Es un local grande, la consumición viene con tapa a elegir de una extensa carta y se pueden pedir tapas extra por 1,50 €. Pedimos rosquilla, pincho moruno, albóndiga y carne en salsa con 2 refrescos y pagamos 7 €.