domingo, 1 de diciembre de 2019

Spitzkoppe tented camp en Spitzkoppe


El Spitzkoppe tented camp está fuera del recinto de Spitzkoppe, a las afueras del pequeño poblado del mismo nombre.



Es un camping bastante nuevo, atendido por gente local y con buenos servicios. Junto a la recepción hay un bar/restaurante, piscina y dispone de WIFI.



domingo, 24 de noviembre de 2019

Día 6 en Namibia (08/06): Twyfelfontein, Organ Pipes y Spitzkoppe


Nuestro sexto día en África teníamos previsto dedicarlo a la zona de Twyfelfontein, famosa por sus petroglifos, y a Spitzkoppe, un paraíso para los fotógrafos y los amantes de la escalada del que nos habían hablado muy bien.



El día amaneció soleado como de costumbre y como en principio no era un día de mucha prisa por la distancia a recorrer nos lo tomamos con calma y aprovechamos para recoger nuestra casa con ruedas un poco y disfrutar del camping lo que no habíamos podido la tarde anterior. Subimos a la colina que hay junto a la recepción y las vistas son fantásticas.





Una vez listos ponemos rumbo a uno de los varios puntos de interés de esta zona de Damaraland: los Organ pipes. Con este nombre ya es de imaginar que son formaciones rocosas similares a los tubos de órganos como los que habíamos visto en otros lugares como Islandia. La mayoría de lugares a visitar por aquí abren de 8 de la mañana a 6 de la tarde.

Desde el camping hay unos 20 km hasta allí por pista de gravilla. Al llegar hay una zona de aparcamiento y una caseta donde se paga la entrada en metálico (50 NAD/persona). No es visita guiada, se puede recorrer libremente y está a escasos 5 minutos andando del parking.


domingo, 17 de noviembre de 2019

Aabadi mountain camp en Twifelfontein


Nuestra noche en la zona de Twifelfontein la pasamos en el Aabadi Mountain Camp. Es un camping de reciente creación, en marzo de 2017, con vocación pionera de turismo eco-sostenible en la zona y que nos gustó mucho por su ubicación, entre colinas rocosas que se vuelven rojas al atardecer.



A una de ellas se puede subir fácilmente por un camino que han acondicionado para disfrutar de las vistas.



El camping cuenta con bar-restaurante (donde venden muñecas himba), 10 tiendas de campaña (una de lujo) para hasta 3 personas y 8 parcelas para acampar con tu propio material. Nosotros escogimos una de éstas últimas y el precio era de 360 NAD la parcela por noche los 2. Había que pagar en metálico ya que no admitían tarjetas.



domingo, 10 de noviembre de 2019

Día 5 Namibia (07/06): Cape Cross y Skeleton Coast


Este día se nos presentaba una encrucijada, no teníamos reserva de camping para esa noche y habíamos pasado la tarde anterior pensando cuál sería la mejor opción.

El plan inicial era seguir la Skeleton Coast y dormir en la zona de Twifelfontein pero eran muchos kilómetros y si la carretera era pista de gravilla, como la de camino a Sesriem, además de una paliza considerable no íbamos a llegar allí antes del anochecer y quedábamos expuestos a no encontrar donde dormir.

La otra opción era ir a Cape Cross para después regresar y poner rumbo hacia Brandberg y Spitzkoppe, donde teníamos reservado alojamiento para la noche siguiente que podíamos tratar de adelantar o prolongar la estancia y estar allí un par de noches.

Desde la experiencia de lo vivido creemos que lo mejor hubiera sido la segunda opción, ya que la Skeleton Coast no nos pareció imprescindible, son muchos kilómetros a hacer en 2 días y hacerlo supuso no poder disfrutar de Spitzkoppe todo lo que nos hubiera gustado. Pero no nos adelantemos...

Ante la falta de decisión (como suele ser habitual en nosotros) optamos por elegir sobre la marcha una vez llegásemos a Cape Cross en función de cómo viésemos la carretera.






El día había amanecido con bastante niebla, y al salir de Swakopmund fue lo que nos encontramos. Por suerte la carretera está asfaltada, parecía de hecho bastante reciente, por lo que se puede avanzar cómodamente con límite de velocidad de 120 km/h (100 para nosotros).



domingo, 29 de septiembre de 2019

Man cave suite en Swakopmund


Swakopmund es un buen destino para descansar de la tienda de campaña al menos por una noche. No se recomienda dormir en ella, y de hecho apenas hay campings y los que hay están en las afueras hacia el interior, por los fuertes vientos y ocasionales tormentas de arena. Por ello buscamos un alojamiento para esa noche.

Aunque nuestra primera opción fue Japie’s Yard, un hostel en el centro de la ciudad donde la habitación doble con baño y cocina compartidos costaba 405 NAD, cuando concretamos más la ruta tuvimos que cambiar de fecha y encontramos Man Cave Suite que nos gustó más. Pudimos anular la reserva sin coste gracias a la opción de cancelación gratuita de Booking. El Man cave suite, situado a las afueras de Swakopmund, lo reservamos también a través de Booking. Su precio era de 425 NAD (sólo pago en metálico), pero nos atrajo por estar fuera del centro (pensamos que sería mejor para aparcar) y porque era un apartamento entero.



domingo, 15 de septiembre de 2019

Día 4 Namibia (06/06): Walvis Bay y Swakopmund


Nuestro cuarto día en Namibia nos levantamos sobre las 7 de la mañana, justo a tiempo de disfrutar de un precioso amanecer mientras desayunamos y recogemos los cacharros de la noche anterior. Aunque habíamos descansado bien, el viento a veces movía la tela de la tienda y era algo molesto, conviene comprobar que se atan todo los cabos para que quede lo más sujeto posible. También escuchamos algún zorro cerca del coche, probablemente era una buena zona donde buscar comida cuando los humanos nos íbamos a dormir.



Estuvimos hablando con una mujer de la parcela de al lado y resultaron ser alemanes que estaban recorriendo África en caravana, venían de Sudáfrica e iban también dirección Walvis Bay como nosotros, que ese día teníamos previsto llegar hasta Swakopmund.




Tras recoger todo emprendemos camino, con la primera parada testimonial pero inevitable: la señal del Trópico de Capricornio, a pocos kilómetros del camping.



domingo, 8 de septiembre de 2019

Rostock Ritz Desert Lodge entre Sesriem y Walvis Bay


El Rostock Ritz Desert Lodge fue el lugar que escogimos para pasar nuestra tercera noche en Namibia. Situado a medio camino entre Sesriem y Walvis Bay, nos pareció la mejor opción por ubicación, servicios y precio.


Es fácil de encontrar ya que está señalizado en la carretera principal (C14) entre Solitaire y Walvis Bay como el último restaurante antes de dicha ciudad.




Una vez nos salimos de la carretera hay que recorrer 6 km hasta llegar a la recepción, donde se hace el check-in, nos entregan un mapa del recinto y nos explican las condiciones, como la venta de madera si se quiere hacer fuego (40 NAD/ 10 kg). Es posible cenar o desayunar allí si se quiere, aunque es conveniente reservar para grupos de más de 8 personas.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Día 3 Namibia (05/06): Namib NP (Dune 45, Sossusvlei, Big Daddy y Deadvlei)


Y llegó el gran día!! Habíamos puesto el despertador a las 5:45, ya que abren acceso al parque a las 6:30 y queríamos ir con tiempo para recoger y no ir tarde. Pero el primer percance surgió sin abandonar el camping. Hay que tener cuidado al salir porque no hay luz en la zona exterior y al ser noche cerrada cuesta ver los carteles indicativos (las luces de nuestro coche también eran bastante malas). Como el suelo es de arena si nos salimos un poco de la zona más pisada o nos equivocamos de camino es posible atascar. A nosotros nos pasó, elegimos el camino erróneo y sin saber cómo estábamos medio enterrados en la arena. Por suerte pudimos salir con un par de maniobras pero conviene tener cuidado.

Cuando llegamos a la puerta había ya 10-12 coches esperando y enseguida abrieron. Y aquí comprobamos que en Namibia es bastante habitual pinchar, ya que tuvimos que adelantar a unos chicos que se habían parado a cambiar una rueda.

El Namib-Naukluft National Park ocupa unos 23.000 kilómetros cuadrados de tierra árida y semiárida que engloban varias zonas de alto valor ecológico. 

Una vez dentro, sólo hay que seguir la carretera asfaltada. Son 60 km hasta el parking para vehículos sin 4x4 de Sossusvlei con un límite de velocidad de 60 km/h aunque nadie lo respeta, la gente va a 80 o 100 km/h. Nosotros no quisimos arriesgarnos por nuestro contrato de alquiler y nos iba adelantando todo el mundo. 



Los primeros kilómetros los hacemos a oscuras pero poco a poco se va viendo claridad y vamos descubriendo lo que nos rodea, ya con poca luz resulta impresionante. Es posible parar junto a la carretera en algunas zonas y de hecho vemos varias personas que lo hacen pero nosotros queríamos llegar a la Duna 45 a tiempo de ver salir el sol.

Esta duna recibe su  nombre por su localización, ya que está a 45 km de la entrada del parque y se tarda más o menos tres cuartos de hora en llegar a ella (cumpliendo los límites de velocidad). Además es una de a las que está permitido subir.


Por supuesto nuestro plan no tenía nada de original y cuando llegamos a su base entorno a las 7:15 ya había gente subiendo y camiones aparcados con guías preparando el desayuno para cuando bajaran.

domingo, 11 de agosto de 2019

Sesriem campsite NWR


El Sesriem campsite pertenece a la Namibian Widlife Resort (NWR), red de alojamientos en Parques nacionales del país. Es el único camping dentro del Namib-Naukluft National Park en el acceso a Sossusvlei. Hay otro alojamiento (Sossusvlei Dune Lodge) pero no tiene zona de acampada, únicamente cabañas.

Hasta hace poco tiempo las reservas había que realizarlas por e-mail o teléfono, pero ya tienen disponible una plataforma online que facilita mucho los trámites y en la que encontramos todos los alojamientos de Parques Nacionales, como los de Etosha, Terrace Bay o Ai-Ais. A nosotros nos vino genial ya que te permite ver las fechas disponibles en cada uno y así organizar el viaje. Sin embargo con este sistema es necesario efectuar el pago con tarjeta en el momento de hacer la reserva, si luego se cancela habría que pagar una penalización según los plazos.

Nosotros afortunadamente encontramos sitio para una noche y de hecho esto marcó el sentido de nuestro recorrido circular por el país, ya que con menos de 2 meses de antelación no había mucha disponibilidad y tuvimos que adaptarnos. El precio se paga por parcela, persona y noche: una parcela para 2 personas para una noche fueron 700 NAD (unos 45 €).



También es posible quedarse fuera del Parque, hay multitud de resorts y campings, algunos a escasos metros de la puerta de entrada, pero quedarse dentro da el beneficio de poder disfrutar del interior del parque desde 1 hora antes de la apertura de puertas al amanecer hasta 1 hora después del atardecer.


Una vez allí, hay que rellenar en recepción el libro de registro con nuestros datos para lo que conviene llevar el papel de la reserva, te asignan una parcela y te muestran un mapa del camping. Hay un total de 44 sitios de acampada.



domingo, 4 de agosto de 2019

Día 2 Namibia (04/06): Solitaire y P.N. Namib - Naukluft (Sesriem Canyon y Elim dune)


Este día era el más especial del viaje por ser el cumple de la mitad de Pequeño Planeta!! Era la segunda vez que pasábamos el cumpleaños de José de viaje pero el año anterior había sido mucho más cerca aunque no por ello menos especial.

El día comenzó con nuestro primer amanecer en Namibia en el camping de Namibgrens. Al igual que el atardecer del día anterior nos dejó sin palabras, no esperábamos que lo que habíamos oído sobre la luz única de África fuera tan cierto.



Disfrutamos de las vistas desayunando tranquilamente y así coger fuerzas para el día que teníamos por delante. Y lo hicimos en muy buena compañía...



Y es que aunque muchas veces sólo los mamíferos se llevan las atenciones en esta zona de África, las aves son tanto o más interesantes con sus colores llamativos y podemos encontrar infinidad de ellas a nuestro alrededor.



Una vez recogido el campamento y pagada la estancia pusimos rumbo a nuestro destino de ese día: el desierto del Namib!




viernes, 12 de julio de 2019

Namibgrens mountain camp


Nuestro primer camping en Namibia fue totalmente improvisado, no sabíamos de su existencia ni llevábamos reserva (luego comprobaríamos que en la mayoría de zonas no es necesario). Nos tocó pasar allí la noche porque se nos hizo tarde y no pudimos llegar al que habíamos reservado para ese día (os lo contamos aquí).




El Namibgrens mountain camp se encuentra en el inicio de la subida al Spreetshoogte Pass y cuenta con 12 parcelas de camping que pueden albergar entre 2 y 30 personas cada una. Nosotros al llegar no vimos a nadie y pensamos que estábamos solos pero por la mañana sí que coincidimos con un par de coches más.





Cada parcela tiene WC y ducha así como una zona cubierta para comer y fregar.


domingo, 7 de julio de 2019

Día 1 Namibia (03/06): vuelos y llegada al país



Nuestro viaje comenzaba el 2 de junio puesto que para llegar a Namibia no hay vuelos directos y tener que coger 2 aviones supone que el trayecto se alargue durante casi 24 horas. Ese día, tras dejar el coche en el parking de bajo coste Lomcar (toda la info en la entrada de Información práctica), cogimos el primer vuelo que nos llevaba a Doha con Qatar Airways con salida a las 16:45.



Hay que tener en cuenta que estos vuelos salen de la terminal T4S, la satélite de la T4. Hay que coger un pequeño metro para llegar hasta allí, se tarda unos 30 minutos desde el control de seguridad, por lo que conviene ir con tiempo. Ese día había bastante gente en el control porque coincidía que había sido la final de la Champions en Madrid el día anterior, pero no tardamos demasiado en pasarlo.






Una vez en la puerta, embarcamos en orden según la zona asignada y nos volvimos a poner verdes de envidia al ver los asientos en clase Bussines, quizá algún día... Finalmente salimos con una media hora de retraso aunque luego lo recuperamos en viaje.

El vuelo dura algo menos de 7 horas y una de las cosas que más nos gustan es seguir el recorrido en las pantallas individuales de los asientos, donde dan datos de velocidad, distancia recorrida o temperatura exterior.


miércoles, 26 de junio de 2019

Namibia 2019 - Información práctica


Algunos datos básicos sobre Namibia


Namibia es un país enorme del extremo suroeste de África, se extiende a lo largo de más de 800.000 kilómetros cuadrados y está formada básicamente por desierto y zonas semi-áridas, con algunos espacios de marisma en el extremo noreste. Aproximadamente el 16,5 % de su superficie son reservas y parques estatales, además de otras 200 reservas de caza privadas.

Se trata de uno de los países más pacíficos y estables a nivel político por lo que es también de los más seguros de visitar. Namibia es una república parlamentaria bicameral desarrollada bajo una constitución democrática. Fue conocida como África del Sudoeste pasando de manos alemanas a sudafricanas hasta que en 1990 obtuvo su independencia. Su nombre viene del desierto del Namib, considerado uno de los más antiguos del mundo y que significa "lugar vasto".

Está dividida en 14 regiones y hace frontera con Angola al norte, Zambia en el noreste, Botswana en el este y Sudáfrica en el sur, además de con el Océano Atlántico en toda su costa oeste. La montaña más alta es el Konigstein, de 2.606 metros de altitud, situada en el macizo de Brandberg.



La población de Namibia se estima en unos 2,3 millones de habitantes, lo que le convierte en el segundo país con menor densidad de población del mundo, menos de 3 habitantes por kilómetro cuadrado, sólo por detrás de Mongolia. Su capital y ciudad más poblada es Windhoek, en el centro del país.

Su diversidad étnica es palpable con multitud de tribus como himbas, herero o san, que aún mantienen en muchos casos su forma de vida tradicional lo que contribuye a la riqueza cultural del país. El inglés es el idioma oficial pero podemos escuchar el afrikaans o el alemán tanto o más que el primero. Además existen muchas otras lenguas y dialectos en las distintas regiones y en función de la tribu. Alrededor del 85 % de la población está alfabetizada, con una de las tasas más altas de África. La religión mayoritaria es el cristianismo  y dentro de ella el protestantismo, con aproximadamente el 70 % de fieles.

La economía se ha basado tradicionalmente en la minería, explotando diamantes y uranio, así como  la pesca, con uno de los mayores caladeros de la zona entorno a Walvis Bay y del que los españoles eramos beneficiarios mayoritarios, aunque ha ido disminuyendo desde los años 70. Actualmente el turismo se ha convertido en el motor del país.

viernes, 21 de junio de 2019

Namibia 2019 - Plan de viaje


Nunca he sido muy de ver los documentales de La 2, aunque dicho sea de paso, José ha hecho que esto cambiara en los últimos años... Sin embargo siempre he sentido fascinación por los animales y en especial los grandes mamíferos, lo que unido a mi pasión por viajar hiciera de África un destino soñado. Pero era de esos sueños que están ahí lejanos, sin mucha esperanza de cumplirse, en parte por desconocimiento y en parte porque destinos como Kenia o Tanzania eran inaccesibles para nuestro presupuesto.

Sin embargo, gracias a los blogs y redes sociales apareció hace algunos años en el radar un país casi desconocido para mí: Namibia. Las fotos eran espectaculares y cuando empecé a indagar más en profundidad vi que englobaba paisajes impresionantes y fauna salvaje, pero lo mejor de todo es que era a un precio asequible lo que le convertía en el destino perfecto!



A menudo cuando le cuentas a la gente que te vas a Namibia encuentras cara de sorpresa o las típicas preguntas: ¿eso donde queda? ¿pero es seguro? ¿como os ha dado por ahí? Y es verdad que muchas veces asociamos África a inseguridad, pobreza y quizá pocos alicientes como destino turístico, somos los primeros que lo mirábamos desde siempre con mucho respeto pero África es enorme, hay muchas diferencias entre unos países y otros y es un error generalizar. Ahora que hemos vuelto podemos decir que, siempre con precaución y sabiendo donde nos metemos, es un destino increible que merece mucha la pena visitar, no más peligroso que cualquier otro país de los que hemos visitado y un contraste para el que conviene ir mentalizado pero que nos abre la mente y nos enriquece totalmente.

viernes, 24 de mayo de 2019

Escapada rural al norte de la provincia de León


En el mes de abril, aprovechando que teníamos pendiente una estancia en una casa rural regalo de unos amigos, nos acercamos a conocer una zona a la que le teníamos muchas muchas ganas: el norte de la provincia de León.

Tan sólo disponíamos de 3 días por lo que era imposible abarcarlo todo ya que es un área extensa y con mucho que ver: Áncares, Médulas, Bierzo, Babia... así que decidimos restringirlo para no pasarnos el día en el coche. Además la previsión meteorológica era buena por lo que decidimos disfrutar de una de nuestras grandes pasiones: la montaña.

Aunque esta zona quizá no destaca por sus poblaciones sin duda se compensa con la gran cantidad de opciones y actividades para todos los gustos. Estas son algunas de las cosas que hicimos y que recomendamos al 100 %, ya que quedamos prendados de esta tierra y estamos deseando volver:




  • Cascada de Valdecesar o Cola de Caballo

En la carretera que va de la localidad de La Vecilla de Curueño al puerto de Vegarada (en la divisoria con Asturias) encontramos esta espectacular cascada totalmente escondida tras unas moles rocosas.

Ya sólo recorrer la carretera merece la pena por los parajes que atraviesa pero una vez allí no podemos irnos sin parar unos minutos. Podemos dejar el coche en el pequeño aparcamiento junto a la carretera y desde ahí caminar hasta unas pasarelas que, en menos de un cuarto de hora, nos adentran en la montaña para disfrutar de esta maravilla.

viernes, 3 de mayo de 2019

Un día en Bruselas


Bruselas (Bruxelles en francés, Brussel en neerlandés y Brüssel en alemán) se encuentra en la región Bruselas - Capital, una de las 3 que conforman Bélgica junto con Flandes y Valonia. Es la capital del país por lo que alberga el Parlamento, la sede del Gobierno y la residencia de la Familia Real, además de ser la principal sede administrativa de la Unión Europea.

Aunque no nos habían hablado demasiado bien de la ciudad en cuanto a su interés turístico (algo con lo que no estamos de acuedo después de visitarla), era parada casi obligada yendo varios días a Bélgica. Se trataba de la primera vez allí para las 3 y decidimos, como en el caso de Brujas y Gante, reservar un free tour para optimizar el tiempo y conocer lo más importante fácilmente. Si se quiere recorrer toda la ciudad en invierno serían necesarios 2 días, ya que al anochecer pronto y haber zonas algo distanciadas es difícil verla en un día.

El tour lo contratamos a través de Civitatis con Hispano Tours, que se distinguen por llevar paraguas azul oscuro. Salía de la Grand Place a las 10:30 con una duración aproximada de 2,5 horas. Nuestro guía fue Carlos, un chico de Alicante que llevaba varios años en la ciudad estudiando Música en el conservatorio y la verdad es que nos gustó mucho el tour con él, lo hacía muy ameno. Como en los días anteriores el precio del tour es libre, se paga al final en función de nuestro grado de satisfacción pero hay que recordar que ellos tienen que pagar una tasa a su vez a la empresa y que están dedicando su tiempo a enseñarnos la ciudad pese al frío, la lluvia, etc. También podemos encontrar muchos otros tours de precio fijo si lo preferimos en webs como Get your guide.



La Grand Place de Bruselas es el centro histórico, geográfico y comercial de la ciudad y alcanzó el grado de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, reconocimiento totalmente merecido. Descrita por Victor Hugo, quién residió aquí durante su exilio, como "la plaza más hermosa del mundo", es sin lugar a dudas el lugar más bonito de la ciudad. En Navidad además está ocupada por el árbol navideño de varios metros de altura y un pesebre a tamaño natural.

viernes, 19 de abril de 2019

Un día en Gante


Gante (Gent en neerlandés y Gand en francés) es una ciudad que podemos visitar tranquilamente en una jornada. Destaca por arquitectura monumental y su ambiente, no en vano es una de las ciudades universitarias por excelencia de Bélgica, lo que vendría a ser la Salamanca belga.  



Nosotras sólo disponíamos de unas horas de camino entre Brujas y Bruselas, la primera donde habíamos hecho noche y la segunda donde teníamos que estar antes de las 16:30, por lo que recurrimos al igual que en Brujas a un Free Tour para optimizar y ver lo más importante en un par de horas. Si queremos encontrar otras actividades que realizar en Gante podemos usar buscadores como Get your guide.

En esta ocasión lo contratamos con Viva's Tour a través de toursgratis.com y salía a las 10:30 de Sint-Baafsplein, la plaza de la Catedral delante de la puerta de ésta. Para llegar allí desde la estación de tren de Gent-Sint-Pieters cogimos la línea 1 del tranvía, cuya parada está delante de la puerta principal del edificio a la izquierda. Cuesta 3 € por persona y tarda unos 10 minutos, aunque no sabemos si por la hora o qué iba atestado de gente.

Cuando llegamos ya estaba la guía, Andrea, una chica chilena muy agradable, que nos recomendó entrar a ver la Catedral por dentro en lo que esperábamos al resto del grupo.

Dedicada a San Bavón, está construida sobre una primera iglesia del siglo X y una románica del XII en honor a San Juan Bautista. Posteriormente, en la Edad Media, Gante se convirtió en una ciudad rica y poderosa y entre los siglos XV y XVI la convirtieron en el majestuoso edificio gótico actual. Sin embargo en la cripta aún se puede ver la nave central románica.

Merece la pena dedicarla unos minutos, es impresionante y entrar es gratuito, salvo a la capilla donde está la obra de los hermanos Van Eycke "Adoración del cordero místico".



Aquí encontramos también el Teatro real neerlandés, aunque como pillamos el mercadillo navideño la plaza estaba un poco saturada. Sin embargo, si algo destaca además de la Catedral, es la Torre del Campanario o Belfort, con la misma función que la de Brujas, mostrar poder, albergar archivos municipales y alertar en caso de necesidad con su campana a los vecinos. De hecho al parecer existía una rivalidad entre ciudades para ver quién hacía la torre Belfort más alta. 

Construida en el siglo XIV aunque restaurada en 2 ocasiones, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se puede visitar para disfrutar de las vistas sobre la ciudad. En lo más alto vemos al Dragón de Gante, emblema de la ciudad. 


viernes, 12 de abril de 2019

Un día en Brujas


Al igual que el resto de ciudades que visitamos durante nuestra escapada navideña por tierras belgas, Brujas lo conocimos con un Free Tour, en este caso de la empresa Bravo Discovery (reconocible por el paraguas blanco). Podemos encontrar otros tours con precio fijo y muchas más actividades o servicios en webs como Get your guide.

Salimos a las 12 de la plaza Grote Markt, frente al campanario de la Torre Belfort, en el centro de la ciudad. Nuestra guía se llamaba Laura y era asturiana, aunque llevaba ya varios años en Bélgica.

Antes de empezar el recorrido nos comentó que el turismo en Brujas había llegado a tal límite que estaban sometidos a muchos controles, los grupos no podían ser más de 25 personas ni podían captar gente en la calle, por lo que tenían que llevar un registro con las reservas ya que si les pillaban podían retirarles la licencia de guía.

Lo escogimos porque era de los únicos en Brujas que pasan por una chocolatería, aunque luego vimos que es bastante frecuente en los de Bruselas. La parada la hicimos a mitad del recorrido en una pequeña tienda de la callejuela Stoofstraat llamada Tsjokoreeto, donde te ofrecen a probar distintos tipos y luego puedes comprarlo o no.

Nosotras además, como pasábamos todo el día en la ciudad y hacíamos noche allí, pudimos ver algunas cosas más de las que se visitan con el tour como el Minnewater Park, por el que dimos un paseo antes de realizar el Tour. Está entre el Beaterio (Begijnhof) y la estación de tren.


Aunque hacía mucho frío esta zona es preciosa y merece la pena que nos acerquemos paseando a conocerla. Un puente cruza lo que se conoce como el Lago del Amor, antiguo amarradero de los mercantes que realizaban la ruta entre Brujas y Gante, y en uno de sus extremos encontramos la Torre de la pólvora.


viernes, 5 de abril de 2019

Escapada navideña Bélgica 2018 - Introducción y datos prácticos


Desde agosto tenía pendiente una escapada con mi madre a alguna ciudad europea y finalmente en diciembre cuadró todo y pudimos organizarla. Como inicialmente no es el mejor mes para viajar por el tiempo y las escasas horas de luz decidimos compensarlo con uno de sus principales atractivos: ¡la Navidad!
Había quedado maravillada con la celebración de estas fiestas en algunas zonas de Europa cuando José y yo hicimos la escapada por Alsacia hace un par de años y quería compartirlo con mi madre y mi tía. Como desde Santander no hay vuelo directo allí, nos lanzamos a explorar otras opciones y finalmente escogimos Bruselas. Yo había pasado un día en Brujas hace más de 10 años durante mi estancia Erasmus en Londres y me había encantado así que, como disponíamos de varios días, la añadimos al recorrido junto con Gante, a medio camino entre ambas.


Transporte


Vuelos


Para volar escogimos Ryanair, más por comodidad que por precio, ya que no pudimos cogerlo con mucha antelación y en esas fechas los precios suben si incluyen fin de semana... Además Ryanair ya no es lo que era y el pago por llevar maleta de mano (desde 6 € por persona y trayecto) encarece bastante el precio. Ahora incluso escoger la opción de asiento aleatorio, la única gratuita, tiene penalización ya que lo único aleatorio es el número de asiento pero es seguro que si viajáis varios no os tocará juntos, hay que ganar dinero como sea...


El vuelo de ida, de aproximadamente hora y media de duración, salía de Santander a las 14:45 y aterrizaba en el aeropuerto de Bruselas Charleroi a las 16:35.
El de vuelta partía de Charleroi a las 12:25 y llegaba a Santander a las 14:20 aunque por desgracia se retrasó casi una hora.





El aeropuerto de Charleroi no es muy grande pero tiene bastante tráfico. También al coincidir época navideña y vacaciones escolares había más gente de lo habitual. Hay WIFI gratuito previo registro, tiene varias cafeterías e incluso un piano a disposición del que quiera tocar libremente, aunque las zonas de asientos son escasas para la gran cantidad de gente que mueve.


viernes, 29 de marzo de 2019

Escapada invernal al Valle de Tena


Nos encanta la nieve y siempre que podemos nos gusta hacer una escapada invernal al Pirineo u otras zonas de montaña donde podamos disfrutar de ella. Este año nos hemos decantado por el Valle de Tena. Aunque ya estuvimos hace 4 años por estas fechas, aquella ocasión tuvo como objetivo esquiar en Formigal y ahora nos apetecía algo diferente, también esquí pero ampliando a otras cosas.

Al final nos escapamos 4 días y estas son nuestras recomendaciones:

  • Parque faunístico de Lacuaniacha


Situado en Piedrafita de Tena, se trata de un "bioparque" donde podemos encontrar representación de flora y fauna del Pirineo.

Al ser invierno está completamente nevado, de hecho es recomendable llevar botas de montaña y bastones ya que hay zonas donde puede haber hielo y resbala bastante. Aunque esto nos impide disfrutar de la flora es mucho más fácil ver los animales. Todos ellos han nacido en cautividad, provienen de centros de recuperación o han sido rescatados. Además los recintos están preparados para que la fauna autóctona pueda entrar y salir del parque fácilmente por lo que podemos ver topos, ardillas, aves u otros animales en libertad en los alrededores.



Abre todos los días del año, aunque el horario varía según la estación. En invierno está abierto de 10 a 18 horas y el precio de la entrada va desde los 12 € para niños mayores de 4 años y adultos mayores de 65 hasta los 16 € del resto de adultos (más información en su web). Además nos informaron que con la entrada teníamos un descuento del 10 % en la tirolina de Hoz de Jaca abierta a partir de marzo-abril y en la que habíamos estado hace un par de veranos y disfrutado como niños.

La visita se hace siguiendo un recorrido circular de unos 4,5 kilómetros a través del bosque  por un sendero que pasa entre los recintos donde se encuentran los alrededor de 120 individuos de 15 especies diferentes que habitan aquí. En la cota más alta alcanzamos los 1580 metros de altitud.


lunes, 25 de marzo de 2019

Paseo fluvial del Nansa




El paseo fluvial del Nansa es un antiguo sendero de pescadores, acondicionado junto al río del mismo nombre, que transcurre en gran parte entre árboles de ribera y atraviesa algunas zonas con plataformas de madera facilitando el recorrido. Se puede hacer en el sentido del río o a contracorriente, tal y como lo hicimos nosotros desde Muñorrodero.







Aunque la idea inicial era llegar hasta Camijanes, primera parte de la senda con unos 7 kilómetros de longitud, son necesarias 5 horas para hacer ida y vuelta, por lo que tuvimos que volvernos antes de llegar al final ya que teníamos reservado para comer y se nos hacía tarde. En otra ocasión volveremos para hacer la otra parte de la senda. De hecho, si queremos podemos seguir el río desde su nacimiento cerca de la localidad de Uznayo hasta su desembocadura en la ría de Tina Menor a lo largo de casi 76 km (más info aquí).


Pasado el núcleo urbano de Muñorrodero hay una entrada señalizada a mano derecha yendo desde la autovía Santander - Oviedo, que nos lleva a un aparcamiento donde se puede dejar el coche. De camino se pasa junto a una pequeña iglesia y un cementerio, donde también suele haber coches aparcados. Junto al aparcamiento hay un parque infantil y varios paneles informativos.


jueves, 21 de marzo de 2019

Lofoten 2018 - Planning de una escapada invernal


Aunque habitualmente el post con el planning del viaje suele ser la primera entrada a modo de introducción, en este caso fue todo bastante improvisado, incluido parte del recorrido y planificación, por lo que lo hemos dejado para el final a modo de resumen.

Desde que hace ya unos cuantos años nuestra primera escapada juntos al extranjero fuera en pleno invierno y se convirtiera en uno de los mejores viajes que hemos hecho, no habíamos vuelto a viajar en esa época fuera de nuestro país y le teníamos muchas ganas. Así que este año decidimos no esperar más y si el trabajo nos lo permitía lanzarnos a la aventura y de paso visitar uno de los lugares más arriba en nuestra lista de destinos pendientes: las islas Lofoten.

Quizá el invierno no sea la mejor época del año para descubrirlas, pero nosotros somos unos enamorados de la nieve y las estampas invernales, lo que unido a la posibilidad de volver a ver auroras boreales como las que disfrutamos en Islandia por primera vez, nos hizo despejar todas las dudas.

El problema que teníamos era la incertidumbre de fechas por cuestiones laborales, pero fuimos mirando vuelos y alojamientos en Booking para que, de poder hacerlo, lo tuviésemos todo mirado. Finalmente conseguimos 5 días a mediados de febrero, compramos los billetes y reservamos los alojamientos con cancelación gratuita por si las moscas.

Como siempre, revisamos blogs y webs y anotamos muchas cosas interesantes para ver, ampliando a la zona de Vesteralen por si disponíamos de tiempo. Una vez allí fuimos improvisando y, como siempre en nuestros viajes, tratando de aprovechar el tiempo al máximo. Descansar ya lo haríamos a la vuelta :)





Con todo ello nuestra escapada invernal a las Lofoten y Vesteralen quedó así:



lunes, 18 de marzo de 2019

Evenes airport hotel


La última noche del viaje nos alojamos en el Evenes airport hotel, que por lo que hemos visto actualmente está siendo reformado y reabrirá en junio de 2019. No teníamos muchas opciones para esa noche, ya que nuestro vuelo salía a las 6:30 de la mañana, por lo que sí o sí había que dormir cerca. El hotel es un edificio blanco de madera cerca de la carretera que lleva al aeropuerto.



Habíamos reservado una habitación doble con baño y desayuno a través de Booking por 1100 NOK (unos 113 €). Las sábanas y toallas están incluidas y hay televisión con Youtube. 


viernes, 15 de marzo de 2019

Día 6 Lofoten (21/02): Polar Park y regreso a casa


Nuestro último día en Lofoten amanecía de nuevo con un cielo azul raso, parecía que quería que nos despidiéramos con buen sabor de boca.



Este día teníamos previsto visitar el Centro de fauna ártica Polar park en el municipio de Bardu. Desde donde estábamos alojados había unos 150 km, lo que añadido a la visita al parque y la vuelta al aeropuerto nos llevaría prácticamente todo el día.




Como el día anterior habíamos llegado de noche al alojamiento, el motel Boazavazzi, no habíamos visto el espectacular entorno que lo rodeaba ni a nuestros adorables vecinos. 


Como nos comentó el dueño cuando llegamos, su familia es de origen sami y tenían una ganadería de renos, más de 1000 cabezas que pastaban en los campos de alrededor.



lunes, 11 de marzo de 2019

Motel Boazovazzi en Lødingen


Boazovazzi es un motel junto a la carretera E10 que pertenece a la población de Lødingen aunque está situado a 6 km de su núcleo urbano. Habíamos reservado a través de Booking una habitación doble con baño y cocina compartidos por 750 NOK (unos 80 €) porque quedaba de camino a Evenes, donde teníamos que estar al día siguiente para coger el avión.


jueves, 7 de marzo de 2019

Día 5 Lofoten (20/02): Islas Vesterålen


El despertar del quinto día de viaje no pudo ser mejor. Tras la mágica experiencia de la noche anterior habíamos descansado y recuperado fuerzas y el día nos recibía con un cielo radiante y vistas excepcionales desde nuestra habitación. Nos sentíamos muy felices y afortunados de poder disfrutar de todo aquello y aunque a veces nos parece todo muy complicado es más sencillo de lo que creemos, es cuestión de prioridades, organizarse y lanzarse un poco a la piscina para tratar de hacer lo que nos gusta, sin darle tantas vueltas y sin pensar en el qué dirán.






Aún así el sol no nos podía engañar, fuera había temperaturas inferiores a los -10 ºC y para empezar el día con energía nos dimos un homenaje con un dulce típico que habíamos comprado el día anterior.

Poco después iniciamos camino sin saber muy bien lo que nos depararía el día.






Inicialmente nuestra idea era llegar hasta Andenes, la ciudad más septentrional del archipiélago de las Vesterålen, y habíamos reservado una habitación doble con Booking en Nordmela, pero al día siguiente teníamos previsto visitar el Polar Park en Bardu y las distancias en Lofoten no se tardan en recorrer lo que uno esperaría o lo que estamos acostumbrados en España. Además nos habíamos acostumbrado a tratar de ver lo máximo, quizá metidos en la dinámica de aprovechar lo más posible los limitados días de vacaciones, y nos dimos cuenta que era mejor no llegar a destino pero disfrutar más del camino.




lunes, 4 de marzo de 2019

Vandrerhjem Lofotferie Kabelvåg


La noche en Kabelvåg nos alojamos en Vandrerhjem Lofotferie, un hostel situado junto al mar a las afueras de la localidad con una panorámica impresionante sobre el Vestfjord. 



Es un edificio grande de madera típico de esta zona que cuenta con 7 habitaciones dobles, 5 de ellas con camas individuales y 2 con camas de matrimonio. Aunque está situado en Steinveien 11, las llaves hay que recogerlas de 15 a 18 horas en la recepción, que se encuentra en el centro de la localidad (Torggata 16), una especie de tienda/agencia turística. Allí se puede pagar con tarjeta la estancia y al dejar el alojamiento podemos dejar las llaves en la habitación, no es necesario volver a ella.



Todas las habitaciones tienen las paredes de madera y un lavabo, pero la cocina y el baño son compartidos.